“Somos una sastrería napolitana”. Es lo que le gusta decir a Enrique Cillero del estudio de ¿traducción? que dirige, Cillero & De Motta. ‘Traducción’ va entre signos de interrogación y no es por una errata, sino porque hay algo más. Desde el estudio no sólo pasan al inglés y a más idiomas textos sobre arquitectura, volúmenes para museos e incluso memorias y auditorías para empresas. Ellos hablan de adaptarlos.

Entienden la traducción como un viaje. O, más bien, como hacer viajar. La comparan con elaborar trajes a medida con mucho mimo. De ahí la definición de “sastrería napolitana” que le gusta dar a Enrique Cillero, que también es el fundador. Si traducir es un arte, Cillero & De Motta es una boutique. Elena Aranaz de Motta acompaña a Enrique en la aventura. Es, según explica el estudio, una Quality Manager rigurosa y perfeccionista que nunca está contenta.

Cillero & De Motta

¿Dónde queda el ‘negociado’ de Apicius.es en todo esto? A Cillero & De Motta le gusta adaptar palabras bellas, incluso si se encuentran en un texto corporativo. La estrategia empresarial tiene su parte filosófica, dicen. Y ahí precisamente, en las palabras bellas y deliciosas, es donde está la alta gastronomía, la cocina contemporánea. El estudio, con base en Zaragoza, es el encargado de adaptar al inglés las obras de Montagud Editores. Es un viaje que empieza con el Cuaderno de Alta Gastronomía Apicius -su vigésimo tercera edición verá la luz en menos de un mes- y continúa con los libros de Ángel León, Eneko Atxa, Josean Alija… “Las palabras, las recetas, los ingredientes, los textos creativos sobre cocina –tan difíciles de hacer bien excepto si te llamas Javi Antoja u Óscar Caballero- pasan por el tamiz del estudio”, afirma Enrique Cillero.

También aquellos en los que la editorial gastronómica está trabajando en estos momentos. Entre ellos, ‘Sweetology’, del Campeón del Mundo de Pastelería Josep Maria Rodríguez, y ‘El Portal del Echaurren’, que se adentra en la cocina, la cabeza y el alma de Francis Paniego y que entra en imprenta hoy.

Entregan 14 millones de palabras al año

¿Cómo lo hacen? O, dicho de otra forma, ¿cómo son capaces de, por ejemplo, adaptar al inglés la incursión en la cabeza de David Muñoz que plantea Apicius 23? El equipo de Cillero & De Motta, que oscila entre 11 y 16 personas, recibe los textos. Emplean una tecnología propia para contar las palabras e identificar las repetidas. Luego se designa al equipo que se encargará del proyecto. Suele estar formado por traductores externos e internos. El proceso pasa por la traducción, la revisión y la supervisión.

“¡Seguimos!”. Es un lema que le gusta mucho al equipo de Montagud Editores. Parece que también le va como anillo al dedo al de Cillero & De Motta. Entregan 14 millones de palabras al año. Y, aun así, Enrique Cillero dice que sigue “teniendo la impresión de que estamos por hacer, de que el proyecto está por hacer”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies