BZimgwyIAAAA5KK

Francis Paniego inició la temporada 2013 en El Portal de Echaurren con un menú degustación que recorría La Rioja de una manera muy particular. Francis, que recibió el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina en 2012 (coincidiendo con el 25 aniversario del mismo galardón que obtuvo su madre, Marisa Sánchez) es autor de Echaurren, el Sabor de la Memoria y colaborador de Apicius. Quedó escrito en Apicius. “Este 2013 es, sin duda, el año de la consolidación de El Portal de Echaurren”. Y la recomepensa llegó el pasado 20 de noviembre en la gala de presentación de la Guía Michelin 2014 que se celebró en el Museo Guggenheim.

Millones de gracias. Estoy inmensamente feliz por la familia y por los equipos de Echaurren, de Tondeluna y de Marqués de Riscal. Tengo ganas de abrazar a mis padres, a mi hermano y a todo el equipo y darles las gracias por todo.

Francis Paniego

Lo primero que haces al despertarte… Ducharme. No soy persona hasta que no me ducho.
Qué ves cuando te miras al espejo… Depende. No funciona bien ni una alabanza ni una crítica.
Tu color… Verde.
A qué hueles… a Nenuco. Dicen que tengo un olor corporal muy rico.
A qué sabes… a nada empalagoso ni embriagador.
Una canción… ‘The River’, de Bruce Springsteen. Me encanta Bruce.
Una espinita…no haber disfrutado mucho de mis hijos, que empiezan a estar mayores. A nivel profesional, no me puedo quejar. Me siento premiado y un privilegiado.
Imposible olvidar… La muerte de mi hermano Luis.
Un objeto… Probablemente un reloj, pero no tengo aprecio por ningún objeto. Soy bastante desprendido. En todo caso, doy importancia a los objetos de los demás, a los que te han transmitido.
Una fecha especial… Cualquiera de primavera, aunque el 25 de junio siempre lo tengo presente porque es el día en que me casé y el día en que empiezo mis vacaciones.
Un libro… ’1984′, de George Orwell, pero también ‘Travesuras de la niña mala’ de Mario Vargas Llosa.
Un lugar… El valle de Turza. Un sitio increíble que procuro pasear a menudo por las tardes.
Por qué darías la vida… por mi familia, mis hijos.
Un sueño por cumplir… el principal es ayudar a mis hijos a que puedan encontrar los suyos. A descubrirlos e intentar cumplirlos, pero también a enseñarles a renunciar a ellos para que no vayan más allá de la frustración si no los cumplen.
El mundo necesita… Valores. Hay tantos y los tenemos tan olvidados: coherencia, honestidad, trabajo, honor, respeto…
Qué detestas… Me molesta que la gente no se tome en serio su responsabilidad, lo que le estás transmitiendo y que tú consideras importante.
Una defecto… Tengo genio y no me sé contener. Aunque luego siempre me arrepiento…
Una virtud… Soy tenaz; me cuesta renunciar a algo. Y sé tirar del carro en momentos difíciles aunque me sienta incluso aterrado.
Una manía… Quizá el orden. Pero antes más que ahora…
Una prenda de vestir… un vaquero.
Un personaje histórico… Viktor Frankl, el fundador de la Logoterapia, la corriente que te ayuda a afrontar tus propios miedos.
Una mujer… La mía. Luisa. La admiro un montón.
Dentro de 10 años… Tendré 55 años e intuyo que mi vida cambiará bastante, pero sólo quiero estar bien. Tener salud.
Un recuerdo… No se me olvidará nunca el último día que trabajé con mi hermano Luis en la cocina.
Antes de acostarte… Me cuesta acostarme. Me da pereza. Tengo la sensación de que pierdo el tiempo por lo que, si puedo, me gusta leer un poco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies