Ángel León

Por Lúa Monasterio. A juzgar por su voz al teléfono, está cansado. Normal: sumergirse por primera vez en un ‘Mar de Sentimientos‘ debe ser una experiencia única y maravillosa, pero agotadora. Tras los primeros días de la temporada 2014 de Aponiente, Ángel León, capitán del restaurante, reflexiona y se prepara para una nueva semana. “Me lo tomo con tranquilidad. Quiero afinar algunos platos del menú para que sea lo más perfecto posible”, explica. Apenas han pasado unos minutos desde que descolgó y en su voz ya no hay ni una pizca de cansancio.

Aponiente abrió sus puertas el pasado jueves. Cuenta Ángel que al principio había nervios: “Me sentía como si fuera la primera vez que abría el restaurante”. El cocinero también recuerda los muchos sentimientos encontrados que experimentó antes de que su barco se hiciera a la mar. No estaba seguro de si los comensales entenderían el avance y el cambio de línea de su nueva propuesta, el menú -valga la redundancia- ‘Mar de Sentimientos’. La incertidumbre se fue al surcar las primeras olas: “El arranque fue muy bien”, afirma el chef, satisfecho. “Entonces, me dio la sensación de que no había cerrado nunca”.

Antes de zarpar, también había ilusión y hasta un poco de nostalgia adelantada. “Este es el último año que estamos en este local”, explica León en referencia al establecimiento actual de la calle portuense del Puerto Escondido y a su sueño en forma de molino y almacén de sal. Quizá por eso tiene tantas ganas de quedarse en casa… “Este año, no me saca de aquí ni la necesidad”, tuiteó hace poco, junto con la imagen bajo estas líneas.

'Aponiente time'. Foto de Ángel León

‘Aponiente time’. Foto de Ángel León

La clientela se lo ha puesto fácil durante los tres primeros días de Aponiente 2014. Según su capitán, los nuevos platos “gustan más a todos los públicos”. Algo curioso, porque tienen poco de ‘comerciales’: “son más conceptuales que nunca”. La tripulación, con los ‘oficiales’ Juan Luis Fernández en los fogones y Juan Ruiz Henestrosa en la sala y con los vinos, le ha brindado un respaldo absoluto. Y lo están demostrando con hechos: trabajan mucho por convicción propia para sacar adelante un menú bastante más largo y laborioso que el de 2013. “A nivel culinario, la cocina va a explotar”, afirma Ángel.

“Siento que este menú es diferente”, tuiteó el chef dos días después de abrir Aponiente. Puede que a todos en el restaurante les pase lo mismo. Y puede que por eso mismo no hiciesen falta arengas antes del estreno. Sí hubo un brindis con una manzanilla que eligió Juan. “Por nosotros, y que no nos falte ni gloria”, dijo Ángel. Salud.

Ángel León es protagonista de Apicius 22 y Montagud Editores está a punto de lanzar la segunda edición de su libro, ‘CDM‘.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies