Por Humberto Ballesteros (México). Es necesario un tiempo ver crecer nuestros proyectos, al igual que pasa con la vida misma. Todo aquello que vamos construyendo en ideas, conversaciones de café y con los amigos , va tomando forma conforme pasan los días. Supongo que algo así paso con el Proyecto Cocina sin Fronteras del chef argentino Fernando Ibarrola (en la foto), del restaurante Baqueano en San Telmo, Argentina.

Fuente de la imagen: Fernando Rivarola en Twitter.

Fuente de la imagen: Fernando Rivarola en Twitter.

Con la facilidad que conversa es con la facilidad con la logra tejer lazos sólidos entre muchos chefs en Latinoamérica, razón por la cual han pasado por su estación de cocina brillantes servicios con chefs de gran visión como Thiago Castanho de Brasil, Virgilio Martínez (Apicius 22) de Perú, Jorge Vallejo de México (Apicius 23), Carlos García de Venezuela (Apicius 23) y muchos más, quienes han compartido ideas, recetas y emociones entre los comensales.

Ahora en la edición 33 del Proyecto Cocina sin Fronteras, una vez más provocan que uno quiera comerse al mundo, ya que el próximo 20 y 21 de mayo en el Restaurante El Baqueano Pablo Salas, chef de Amaranta, restaurante ubicado en Toluca, México, compartirá cocina en visita reciproca con su compañero de edición en Apicius 24 Fernando Rivarola, quien dejara una vez mas en el complejo trabajo de la sala a la querida Gabriela Lafuente, cuyo reto para hacer con los tacos de tripa del Chef Pablo Salas, el mejor maridaje entre el vino argentino y la cocina regional mexiquense.

No es la primera vez que este grupo de amigos se juntan para cocinar, ya habían estado juntos hace menos de dos meses cocinado en el Restaurante Amaranta en México, donde el éxito fue rotundo encontrando una grata sintonía en los platos y una condimentación perfecta entre los dos chefs. En esa ocasión, Francisco Salas, hermano de Pablo se encargo del maridaje logrando alzar la cena a niveles de grata admiración.

Ahora, Gabriela y Fernando, los Baqueanos de San Telmo son los anfitriones en su pequeña y cálida casa, por lo que uno puede esperar carnes autóctonas y productos de los huertos orgánicos pero también estamos seguros que la pasión y los grandes ojos de Pablo Salas, le llevaran a generar algún plato en San Telmo con toques muy de México.

Toma tiempo ver crecer los proyectos, así como ha tomado tiempo la madurez de la cocina de Fer Rivarola para llegar a ocupar ese espacio imprescindible de la cocina latinoamericana, aún recordamos las risas en Chile, donde Javi Antoja observaba con esa clásica sonrisa amplia, al grato grupo que junto a la fogata intercambiaba idea, sueños y aspiraciones. Ahí entre amigos, cerramos los ojos, abríamos los ojos y había ya un puente en la cocina sin fronteras, cerrábamos los ojos, abríamos los ojos y estaban los Baqueanos en Apicius 24, cerrábamos los ojos, abríamos los ojos y la memoria de lo conversado se ha vuelto una grata realidad. Bien lo mencionó Javi Antoja ese día, junto a esa hoguera, – “hay gente de tantos países aquí y no existe frontera alguna”-; es por ello que cierro los ojos, abro los ojos, y ya han pasado algunos años, mientras tanto la cocina sin fronteras sigue generando fuertes lazos sin límites ni restricciones.

Veamos que pasa en los próximos días, por ahí, en San Telmo, mientras tanto cierro los ojos, abro los ojos, siento que lo mejor esta por venir.

info-147927_640

Bibliografía Chefs América Latina: http://www.libreriagastronomica.com/es/apicius/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies