Apicius 27 analiza este concepto de la mano de la Taberna del Chef del Mar, Atlántico Casa de Petiscos, Taberna Arzábal y Taberna Pedraza

Las neotabernas dan una vuelta de tuerca a la excelencia de toda la vida. Aquellos que las visiten saben que beberán bien, con una cuidada selección de vinos, incluso de cervezas. También que comerán de maravilla, con un producto cuidado hasta el extremo. Y también con una serie de propuestas de sobra conocidas, pero que dejarán huella en el paladar.

Las neotabernas han llegado para quedarse. Y Apicius 27, plagado de transversalidad, las analiza a través de cuatro ejemplos sobresalientes.

~

La Taberna del Chef del Mar

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

“En esta casa se cocinaron dos estrellas Michelin”. La Taberna del Chef del Mar abrió sus puertas el 18 de febrero de 2016 en el mismo local donde había nacido Aponiente. Allí se sirven bocados suculentos, sí, pero también “dinámicos, frescos, divertidos, canallas y piratas”. Lo explica Marta Girón, tabernera al frente de la nueva aventura de Ángel León.

~

Atlántico Casa de Petiscos

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Atlántico Casa de Petiscos es uno de los locales de Pepe Solla en Madrid, con Lucía Lema y Luis Gracia al frente de los fogones. “Nos basamos en el producto gallego”, explica Lema. “Eso sí, tenemos una cierta influencia viajera en los platos”.

~

Taberna Arzábal

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Taberna Arzábal abrió sus puertas en 2009 en un pequeño local en el madrileño barrio de Retiro. Hoy, Iván Morales y Álvaro Castellanos, sus artífices, dan trabajo a más de 75 personas en todos sus proyectos culinarios. Hay algo que no ha cambiado en estos siete años: “El orgullo de ser taberneros”, afirma Morales. “Nos hacía mucha ilusión rendir homenaje a todos esos pequeños negocios caracterizados por el autoempleo y el esfuerzo”.

~

Taberna Pedraza

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Fuente de la imagen: Montagud Editores.

Santiago Pedraza y Carmen Carro cayeron en la cuenta de algo cuando pusieron en marcha Taberna Pedraza en Madrid. Todos los establecimientos que habían visitado durante años, como amantes del buen comer, habían forjado un paladar que, combinado con el talento, sólo podía tener a la suculencia como resultado. Con Carro en la cocina y Santiago al frente de las tareas de gestión, lo que nació como un pequeño local, ahora se alza como buque insignia de un prometedor proyecto gastronómico, en cuyo paraguas también se encuentra una casa en la que sólo se sirve cocido madrileño para comer.

~

Apicius 27 es el último número del cuaderno de alta gastronomía de Montagud Editores. De esta forma, la publicación propone en sus 224 páginas todo un menú degustación. En éste, reinan la autenticidad, la transversalidad y el riesgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies