Las luces de Ricard Camarena Restaurant ya se han encendido en Bombas Gens. En una nueva ubicación, y con una cocina en evolución, la consigna es ofrecer una experiencia gastronómica más completa. Apicius.es analiza en profundidad un más que prometedor traslado a través de 33 claves.

“Me siento fuerte, bien acompañado y con un equipo increíble que me empuja a hacer cosas”. Ricard Camarena (Ricard Camarena Restaurant, Valencia, una estrella Michelin) hizo esta afirmación el 1 de junio de 2016 en Ricard Camarena LAB, el espacio de I+D con el que cuenta en Valencia. No fueron unas palabras al azar… El cocinero daba una importante noticia. Su restaurante cambiaría de ubicación. El destino sería el futuro centro de arte Bombas Gens y se materializaría en la primavera de 2017. El pasado jueves 15 de junio por la noche, el chef ya oficiaba el primer servicio en el nuevo emplazamiento. Dicho y hecho. “Vamos a abrir con un servicio normal para los clientes con reserva porque no somos de hacer inauguraciones”, decía Camarena en su perfil de Instagram, demostrando lo auténtico de su oficio sin artificio.

El de Ricard Camarena a Bombas Gens se alza como un más que prometedor traslado. Éste, al igual que la culinaria del chef -y como puede verse más abajo-, parece sencillo, pero esconde mucho… Se resume a través del siguiente esquema…

… y se despliega en las 33 claves que pueden leerse a continuación.

Ubicación

1. Un nuevo barrio

De la calle Doctor Sumsi, en pleno barrio de Ruzafa, al número 54 de la avenida de Burjassot, en el de Marxalenes. Con esta mudanza, Ricard Camarena Restaurant cambia de barrio. Ha sido más que bienvenido. “Es un orgullo que nos hayas seleccionado”, decía una vecina en la página web del cocinero.

2. Del restaurante céntrico al restaurante en el centro de arte

De un barrio céntrico a otro que, sin dejar de estar muy bien comunicado, no está de moda. “Es cierto que quizá hayamos ‘deslocalizado’ algo”, comenta Ricard Camarena en una entrevista con Apicius.es. “Pero ofrecemos mucho más de lo que perdemos. El centro de arte lo compensa sin ninguna duda”.

3. Una ubicación ‘gastronómica’

El nuevo Ricard Camarena Restaurant no se encuentra en una ubicación demasiado céntrica… Ni falta que hace. Para el chef, es el emplazamiento perfecto para la propuesta que tanto él como su equipo han diseñado para los comensales. “Aquí, por ejemplo, nunca habríamos puesto un Canalla Bistro”, indica. “Lo que buscamos con los ‘canallas’ es recibir a más gente, dar más cubiertos”. “Aquí, sin embargo”, razona, “hay más posibilidades para vivir una experiencia”.

4. Una decisión madurada

Al fin y al cabo, según comenta Ricard, la de este traslado a esta ubicación no ha sido una decisión fruto de la ligereza, ni de la impulsividad… Hace ya un año, cuando el cocinero y los responsables de la fundación que está rehabilitando y convirtiendo el edificio Bombas Gens en un centro de arte, la apuesta por el entorno ya se puso de manifiesto. “Para nosotros será simbiótico y es importante estar al lado de una iniciativa como la que se va a desarrollar”, afirmó Ricard.

5. La importancia de Habitual

Tal y como se plasma en ‘Caldos. El Código del Sabor’ (Montagud Editores) como introducción a la culinaria de Camarena, el que está fraguando el chef es todo un imperio culinario con epicentro en Valencia. El traslado del buque insignia a Bombas Gens es un gran paso sí. Pero no fue el definitivo… “Valencia es nuestra ubicación, sí”, comenta el chef. “Pero esa es una apuesta que se asentó hace dos años, cuando abrimos las puertas de Habitual”. En ese momento fue en el que se despejaron todas las dudas, “el run run de si nos íbamos o si nos quedábamos”.

6. Cinco años en Ruzafa: balance (1)

El Ricard Camarena Restaurant de Ruzafa -en el que se acaba de bajar la persiana- abrió sus puertas en el año 2012. Desde entonces, y hasta hace muy pocos días, ha supuesto una experiencia más que enriquecedora para Camarena y su equipo. “Ha sido un aprendizaje precioso”, dice el cocinero. “Algo impresionante con lo que hemos podido crecer”.

7. Cinco años en Ruzafa: balance (2)

El de la hasta hace muy poco anterior ubicación del establecimiento era, en palabras de Ricard Camarena, “un espacio reducido”. O, al menos, un espacio notablemente más reducido del disponible ahora en Bombas Gens (ver en detalle más abajo). “Hemos crecido en él”, rememora. “No hemos dado cuenta de las dimensiones de nuestro trabajo y aprendimos a apreciar tanto lo que teníamos como lo que no teníamos”.

8. Cinco años en Ruzafa: balance (y 3)

Este lustro ha sido, en resumen, “una experiencia impagable e imprescindible” para Ricard Camarena y los que forman parte de su equipo. Se resume a la perfección en el vídeo que el cocinero publicó recientemente en sus perfiles en redes sociales y que puede verse a continuación.

9. Gana Canalla

El traslado del restaurante, su mudanza a esta nueva ubicación, no sólo le beneficia a él. El cocinero apunta que el primer Canalla Bistró de cuantos se han abierto -el que sí debe estar en lugar céntrico y en un barrio de moda dado su concepto- es un gran beneficiario. “Gana por la cocina y por el almacén”, dice Ricard. “Ya no es el hermano pequeño de nadie, ¡ahora son los dueños y señores!”.

10. Una declaración de intenciones

La apertura de Habitual, hace dos años y en el Mercado de Colón, ya supuso una especie de piedra de toque… “Ahora, este traslado ya ha sido toda una declaración de intenciones”. Y es que la apuesta del valenciano va mucho más allá de la cocina…

11. Una apuesta por Valencia

“Apostamos por la ciudad”, asevera y concluye el chef. La mudanza de su restaurante gastronómico, el buque insignia de todos sus proyectos, al centro cultural Bombas Gens no ha sido más que un prometedor “colofón”.

Espacio

12. Más espacio

Tal y como puede leerse más arriba, el nuevo restaurante en el centro de arte Bombas Gens cuenta con más espacio. En concreto, con más de 1.000 , “cinco veces más respecto al anterior emplazamiento”, concreta Camarena.

13. Una experiencia multiplicada

A juicio del chef, la primera ventaja de contar con más metros cuadrados es que la experiencia que podrán vivir los comensales se multiplica. “Podremos dar de comer en más de un sitio”, explica.

14. Más tiempo

Mayor superficie, más espacio para diseñar una experiencia gastronómica… y más posibilidades para que los comensales la vivan. “Podremos contar con más tiempo para las explicaciones, por ejemplo. Son cosas que ahora nos podemos permitir gracias al espacio”, dice Camarena.

15. La experiencia se alarga

Si hay más superficie, y más espacios por los que ofrecer una experiencia completa, el resultado es que hay más tiempo para el disfrute. “La experiencia se alarga”, comenta el cocinero. “Entre otros factores, porque se puede ir cambiando de lugar”.

16. Más comodidad

La consecuencia inmediata de todo lo expuesto en los puntos anteriores es, por tanto, “una mayor comodidad”, según explica Ricard.

17. Bombas Gens

El nuevo Ricard Camarena Restaurant se encuentra en Bombas Gens Centre d’Art. El edificio, rehabilitado, acogía la fábrica de la compañía del mismo nombre. Se compone de cuatro naves, en las que se habilitarán exposiciones de arte contemporáneo, con una gran presencia de la fotografía.

18. Instalaciones históricas

Además de ser un edificio emblemático en el barrio de Marxalenes, y en toda la Ciudad del Turia, el edificio Bombas Gens atesora bellos fragmentos de historia… Así, cuenta con un refugio antiaéreo de la Guerra Civil (1936-1939) y con la bodega de una masía que data del siglo XV. Ambos se descubrieron mientras se llevaban a cabo las labores de rehabilitación, y podrán ser visitados por el público dentro de pocos días.

19. Art decó

La antigua fábrica de Bombas Gens data de los años 30, “de estilo art decó industrial”, explica el equipo de Ricard Camarena en un comunicado de prensa. El encargado de la rehabilitación del edificio ha sido el arquitecto Ramón Esteve. Aunque el restaurante ya se encuentra el pleno funcionamiento, se prevé que la inauguración del centro de arte sea el próximo 8 de julio.

Fuente de la imagen: Ricard Camarena en Instagram.

20. Vestigio industrial

Según los expertos, el de Bombas Gens -cuyo cometido primigenio fue el de la fabricación de bombas hidráulicas, es el último vestigio industrial de la ciudad. A punto de caer en el olvido, tras sufrir abandono y varios incendios, su rehabilitación, por parte de la Fundación Per Amor a l’Art. Uno de los responsables al frente del proyecto, encargado de su supervisión, es Vicent Todolí, exdirector de la Tate Modern.

21. Valores en sintonía

Susana Lloret es la directora general de la Fundación Per Amor a l’Art. “Estamos muy contentos de compartir espacio con Ricard Camarena”, afirmó cuando se presentó el proyecto. “Es un profesional al que admiramos y con el que compartimos valores como la innovación, el esfuerzo, la humildad, el respeto a la tierra y a la identidad cultural propia, y a la creatividad”.

22. Más espacios, más luz

Tal y como puede leerse más arriba, el nuevo establecimiento cuenta con una superficie que supera los 1.000 m². Estos, de igual forma, están repartidos en diferentes espacios: la sala, una zona de bar, la cocina y una zona ajardinada, entre otros espacios. Además, habrá mucha luz natural, “algo que echábamos en falta desde hace mucho tiempo”, dice el chef.

23. Interiorismo

El interiorismo del nuevo restaurante lleva la firma de Francesc Rifé. Según él mismo explica, ha supuesto “un reto, no sólo por su estética art decó -ver más información más arriba-, sino porque la arquitectura presentaba ciertos desafíos de diseño”. Así, al acometer el proyecto, Rifé se encontró con que debía “crear un espacio -un restaurante- a partir del no-espacio”.

¿Cómo lo solucionó? La respuesta puede leerse más abajo…

24. En equilibrio

Rifé solucionó el dilema buscando un diseño que estuviese “en equilibrio” y, sobre todo, que interactuase con la propuesta gastronómica de Ricard Camarena. Si, para él, la culinaria del chef es “pura, que visualmente parece poco complicada, pero que transmite infinidad de sensaciones”, el espacio debía ser “fácil de leer”, pero que “escondiese muchas sorpresas”.

25. Gana el comensal

Tal y como puede leerse más arriba, Ricard Camarena cree que hay muchos que se beneficiarán con este traslado. “El primero en ganar es el comensal”, afirma rotundamente.

26. Gana el equipo

El equipo del nuevo restaurante podrá disfrutar, de igual forma, de las ventajas del nuevo emplazamiento… “El primero en ganar es el comensal y nosotros también lo hacemos, a la hora de realizar nuestro trabajo”, dice el chef.

27. 25 personas

Por cierto, el del chef al frente del nuevo Ricard Camarena Restaurant es un equipo formado por 25 personas.

28. Una gestión independiente

El nuevo establecimiento se encuentra en el edificio Bombas Gens. Pero sigue siendo Ricard Camarena a más no poder. “Compartirá espacio y valores con la Fundación per Amor a l’Art. Sin embargo, la gestión del restaurante es totalmente independiente del centro de arte”, afirma el equipo del chef.

29. Coordenadas

Ricard Camarena Restaurant mantiene su horario habitual, de martes a sábado tanto en servicio de comidas como de cenas. Tiene una capacidad para 40 comensales.

30. El fruto de una trayectoria

“El primer restaurante gastronómico que abrió Ricard Camarena en Valencia fue Arrop RC en 2009, con el que revalidó la estrella Michelin que consiguió en Arrop Gandía en 2007. En enero de 2012, cerró Arrop RC y seis meses después inauguró Ricard Camarena Restaurant, en el que volvió a conseguir el reconocimiento de la Guía Roja. Justo cinco años después, el cocinero traslada el restaurante gastronómico a un nuevo y emblemático espacio en el barrio de Marxalenes”.

Así es como el equipo de Ricard Camarena resumen todo un recorrido culinario en pos de la excelencia. Así, esta mudanza supone, como explica el chef, un “colofón”. Es el fruto de una trayectoria.

Cocina

31. Platos en continuidad

¿Qué hay de lo que se podrá degustar en el nuevo Ricard Camarena Restaurant? El cocinero busca seguir ofreciendo su característica cocina, “que están en constante evolución”, comenta su equipo. “También está cada día más pegada a la tierra y a los productos de proximidad”, añade el chef. “Es una clara apuesta por la defensa de la huerta y de sus productores”.

32. ‘Caldos’ en continuidad

Si la cocina sigue en constante evolución, también lo hace una de las enseñas de la misma: los caldos. Así, Ricard Camarena seguirá haciendo gala de una de sus técnicas más célebres. En el centro de arte Bombas Gens se seguirá fraguando magia líquida.

33. Que el ritmo no pare

El martes 13 de junio se ofició el último servicio de Ricard Camarena Restaurant en la calle Doctor Sumsi. El jueves 15, se encendían las luces para servir la primera cena en Bombas Gens. “Estaremos abiertos hasta un día antes de ‘levantar la persiana’ en el nuevo restaurante”, afirmó Camarena el año pasado, cuando anunció el cambio de ubicación. No quería que el ritmo parase.

Y no ha parado. Seguirá latiendo durante mucho tiempo.

Ricard Camarena es autor de Montagud Editores. Además de firmar el libro ‘Caldos. El Código del Sabor‘, el cocinero protagoniza varias ediciones de Apicius, el cuaderno de alta gastronomía de la editorial gastronómica. Entre ellos se encuentran Apicius 26 y Apicius 25.

Ricard Camarena Restaurant
Avenida de Burjassot, 54. Bombas Gens Centre d’Art. Valencia
+34 963 35 54 18

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies