Sammic ha lanzado al mercado dos nuevas líneas de envasadoras al vacío: SENSOR (SE) y SENSOR ULTRA (SU). Ambas gamas están equipadas con un sensor de gran precisión que permite obtener unos resultados precisos y consistentes en todo momento e incluyen prestaciones muy avanzadas que hacen de estas máquinas herramientas imprescindibles para las cocinas de hoy en día.

1.  Control por sensor: el vacío exacto para un resultado perfecto

Cuando se habla de máquinas de envasado al vacío normalmente se habla de dos sistemas de control de ciclo: control por tiempo y control por sensor. En el caso de control por tiempo, la bomba realiza el vacío en la cámara durante el tiempo prefijado por el usuario. En los modelos equipados con sensor, en cambio, la bomba realiza el vacío en la cámara hasta el punto de alcanzar el porcentaje de vacío establecido por el usuario.

Tres son las principales ventajas que aporta el control del ciclo de envasado al vacío por sensor:

  • Resultados uniformes garantizados. La bomba realiza el vacío hasta alcanzar el porcentaje de vacío deseado. Si tenemos mayor cantidad de producto en la cámara, el tiempo será menor y si, por el contrario, reducimos la cantidad del producto a envasar, el tiempo aumentará. No obstante, al final del ciclo, se obtendrá el mismo porcentaje de vacío en ambos casos.
  •  Mejor control en el envasado de líquidos. El punto de ebullición es la temperatura en la cual la presión del vapor de un líquido es igual a la presión atmosférica. Al envasar un líquido al vacío, se reduce la presión atmosférica en el interior de la cámara, provocando la ebullición del producto a envasar, aunque el mismo no alcance la temperatura de ebullición que necesitaría a una presión ambiental normal. Conociendo el porcentaje de vacío al que hierve un líquido al ser envasado, con el control por sensor podemos conseguir que nunca se sobrepase dicho punto.
  • Optimización de los tiempos de trabajo. A diferencia del control por tiempos, el modelo de control por sensor optimiza los tiempos de trabajo, evitando que la bomba esté en funcionamiento una vez se ha alcanzado el vacío deseado en la cámara. Además, al no trabajar la bomba más tiempo del necesario, se contribuye a mejorar su durabilidad y evitar sobrecalentamientos innecesarios.

2. Descompresión controlada: ideal para el tratamiento de productos delicados

Durante el proceso de envasado al vacío de alimentos, la descompresión o la entrada del aire en la cámara una vez sellada la bolsa es un momento crítico. El golpe de aire que vuelve a la cámara puede empujar a la bolsa con demasiada fuerza sobre el producto, dañando el producto o la bolsa, con la consiguiente pérdida de vacío en el interior de la misma.

Para controlar la descompresión, las envasadoras SE cuentan con descompresión controlada por impulsos. Esto es, una vez realizado el vacío, el aire que vuelve a entrar en la cámara lo hace poco a poco.

En cambio, las envasadoras de la gama Sensor Ultra van un paso más allá. Estas disponen de una válvula para la entrada de aire suave a la cámara, realizando la descompresión de forma progresiva.

La descompresión de forma progresiva permite que la bolsa de vacío no se rompa ni se agujeree con los picos o cuernos de los langostinos.

En ambos casos, se evita la perforación de la bolsa de vacío en el caso de productos con aristas agudas, garantizándose una óptima conservación del mismo.

3.  Vacío plus: especialmente útil para la cocción al vacío

Tanto en la gama SE como en la gama SU, en caso de haber seleccionado un vacío del 99%, es posible programar hasta 10” de vacío adicional. Esta prestación, llamada vacío PLUS, permite extraer la mayor cantidad de aire del ingrediente principal. Esta función es ideal para la cocción al vacío, dado que, de esta forma, durante la cocción, no habrá aire dentro de la bolsa.  Así, se consigue una mayor vida útil de nuestro producto y una cocción más precisa y uniforme del mismo. En cocina de vanguardia, esta función también nos permite obtener resultados sorprendentes como transparencias y osmotizaciones.

4. Vac-Norm: el envasado al vacío en recipientes con total garantía

Las nuevas envasadoras permiten el envasado en recipientes gastronorm externos especiales con nuevas funciones exclusivas para esta prestación. Así, con las nuevas envasadoras “Sensor” y “Sensor Ultra”, el envasado en recipientes externos se controla mediante el sensor de gran precisión que viene incorporado en las máquinas, obteniendo resultados consistentes y uniformes independientemente de la cantidad a envasar, y al final del ciclo de vacío el tubo se libera del recipiente de forma automática gracias a la descompresión automática. De esta manera, se evita tanto tener que “arrancar” el tubo de la máquina como el riesgo de mover la válvula de la cubeta, estropeando el vacío realizado.

5. Vacío por etapas: particularmente útil para productos blandos de tipo poroso y productos delicados

La gama Sensor Ultra incorpora un programa especial de vacío por etapas que realiza varias pausas durante el proceso de vacío antes de alcanzar el vacío final programado. Este programa nos ayuda a conseguir un vacío del 99% de una manera más sutil y suave en elementos como los quesos, jamones y mariscos. Así, conseguimos que los elementos que contengan grasa pierdan menos cantidad de la misma en el proceso de vacío y que, de esta manera, mantengan la mayor cantidad de cualidades organolépticas. Es ideal para su mejor conservación posterior.

El vacío por etapas también nos permite hacer maceraciones, curaciones y suavizar las carnes por medio del vacío. Además, El vacío por etapas nos permite que, durante el hervor o expansión de los ingredientes por el vacío, las pausas programadas no sean agresivas para el producto y que el mismo hervor se controle de manera automática.Esto permite un mejor resultado.

El vacío por etapas también se puede conseguir con el sistema de “Pause” de las envasadoras SE.

6. Sistema de control de líquidos: evitando desbordamientos de líquido en la cámara

Tal y como se ha dicho en el punto 1, al envasar un líquido al vacío, se reduce la presión atmosférica en el interior de la cámara y provoca la ebullición del producto a envasar. Para evitar el desbordamiento de líquidos por ebullición, en la gama sensor, se puede escoger un programa que permita terminar el ciclo una vez que la cámara haya alcanzado el vacío máximo sin que los líquidos se desborden en la cámara.

Sin embargo, las envasadoras de la gama “Sensor Ultra” han dado un paso más allá en el envasado de líquidos y vienen equipadas con un nuevo sistema de detección del punto de evaporación. Gracias a ello, cuando el usuario está envasando algún líquido, como salsas, sopas, frutas o carne roja, y el producto alcanza el punto de evaporación, el proceso de vacío se detiene automáticamente. Así, se evita el desbordamiento de líquidos en la cámara y se garantiza el máximo vacío posible para cada producto.

7. Impresión directa de etiquetas: sin necesidad de equipos adicionales en las envasadoras SU

Las envasadoras al vacío de la gama Sensor Ultra tienen como opción la conectividad Bluetooth y conexión a impresora. Esta conectividad permite controlar la impresora desde un dispositivo móvil mediante una aplicación gratuita. Gracias a esta aplicación, se pueden crear programas de vacío con valores preestablecidos y asignar un nombre y una etiqueta a cada uno de ellos.

La etiqueta contiene información completa de cara a la conservación del producto envasado, ya que viene con el nombre del producto, los valores de vacío, fecha de envasado, temperatura de conservación y fecha de caducidad.

La impresora, que se compra por separado y viene configurada para las envasadoras SU, se conecta a le envasadora por cable y permite imprimir directamente, sin necesidad de equipos adicionales, la etiqueta al final del ciclo de vacío.

8. Sammic VAC: controla tu envasadora SU desde tu smartphone

Tal y como se ha indicado en el punto anterior, las máquinas Sensor Ultra con opción de impresión y conectividad se pueden controlar través de un smartphone gracias a la conectividad bluetooth y una aplicación móvil; en concreto, la app Sammic VAC.

Esta app es una aplicación muy intuitiva y accesible para cualquier tipo de usuario y permite gestionar fácilmente los programas de la envasadora. Con ella es posible crear nuevos programas como modificar los creados anteriormente y permite nombrar todos esos programas para que el trabajo de la persona que manipula la envasadora sea mucho más fácil.

Además, como se ha dicho en el punto anterior, esta aplicación puede asignar etiquetas a los diferentes programas de vacío que tiene la envasadora e imprimir esas etiquetas personalizadas. Asimismo, la aplicación permite realizar una copia de seguridad y volcado de los programas de la envasadora en el Smartphone. De esta manera, además de la seguridad que proporciona, se pueden copiar los programas de una envasadora a otra sin ningún tipo de problema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies