Sébastien Bras ha pedido a los responsables de la Guía Michelin que Le Suquet no aparezca en la edición de 2018. Eso significa, de facto, renunciar a las tres estrellas

Hace 10 años, Sébastien Bras tomó las riendas del establecimiento de su padre, Michel Bras. Lo había fundado en 1992 en Laguiole (Francia). 7 años después, en 1999, el restaurante lucía tres estrellas Michelin. Más allá de eso, Bras se convertía plato a plato en todo un referente para la cocina contemporánea. Entre otros factores, por su inteligente reinterpretación del universo vegetal. El libro ‘Bras’ (Montagud Editores), hoy en las estanterías de unos pocos afortunados, da fe de ello.

Esta mañana, a través de un comunicado recibido por Apicius.es, y de un vídeo en la página de Facebook de Le Suquet -buque insignia- y del resto de proyectos de los Bras, Sébastien hacía un anuncio trascendental: ha pedido a los responsables de la Guía Michelin no aparecer en la edición de 2018. Es una decisión, además, tomada en conjunto con el resto de su familia. “Por lo tanto, no seremos honrados por la distinción de las estrellas”, dice el chef. “Estamos muy agradecidos con la guía […]. [La posesión de las estrellas] Ha sido un activo innegable”.

Éstas han sido las razones que Sébastien Bras da en su comunicado
  • “Quiero dar un nuevo sentido a mi vida: mi vida profesional, mi vida en general; y redefinir lo que es esencial”.
  • Esto es “continuar ejerciendo la profesión que amo, continuar compartiendo el gusto por L’Aubrac, nuestro territorio, fuente de inspiración y creatividad”.
  • Haber tomado las riendas de la empresa familiar hace 10 años junto a Veronique, su mujer, “fue un bonito desafío, fuente de muchas satisfacciones con la evolución que hemos aportado… Sí, mucha satisfacción, pero también una gran presión, que ocasiona inevitablemente la distinción de las tres estrellas”.
  • “Hoy, queremos tener un espíritu libre, para continuar serenamente, sin presión, haciendo vivir nuestra casa con una cocina, una forma de recibir y un servicio que sean la expresión de nuestro estado de ánimo, de nuestro territorio”.
  • El chef “cierra un capítulo” y “deja de competir sin cambiar nuestra manera de hacer las cosas, continuando como antes, y esforzándonos siempre junto a nuestro fiel equipo para satisfacer a nuestros clientes, dentro del objetivo de la excelencia”.

[Vídeo en francés]

Fuente de las imágenes de cabecera: Bras en Pinterest.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies