Gaston_ApiciusEl Global Gastronomy Award se concede este año por séptima vez. Los premiados en las ediciones anteriores han sido Ferran Adrià (El Bulli, Roses), Charlie Trotter (Charlie Trotter, Chicago), Fergus Henderson (St. John, Londres), René Redzepi (Noma, Copenhague), Alain Passard (L’Arpege, París) y David Chang (Momofuko, Nueva York).

“Somos un movimiento que reúne agricultores, pescadores, cocineros, grandes y pequeños restaurantes y escuelas de cocina. Juntos utilizamos nuestra comida, nuestra herencia y nuestra diversidad para contribuir donde se necesite”. Con estas palabras explicaba Gastón Acurio la naturaleza del movimiento social generado en torno a la cocina peruana en el acto de entrega del Global Gastronómy Award, que recibió de manos del Príncipe Carlos Felipe de Suecia. El acto tuvo lugar el lunes 4 de marzo en el gran Hotel de Estocolmo,

“Este premio”, dijo Acurio, “representa mucho para la cocina peruana, porque es la oportunidad de llegar a los países nórdicos con nuestra cultura, nuestros productos, nuestras distintas cocinas. Estamos llevando un reconocimiento que es para todos los peruanos, porque nosotros representamos a la cocina peruana”.

El jurado del premio, concedido por la guía gastronómica sueca White Guide, considera que Gastón Acurio “se ha convertido en un modelo a seguir y es fuente de inspiración en la gastronomía contemporánea”. Entre los méritos del cocinero peruano destaca el hecho de “haber contribuido a desarrollar una rica gastronomía local con visión de futuro que recupera materias primas tradicionales y aporta otras nuevas de las profundidades del Pacífico, la altura de los Andes y el interior de la selva amazónica, unos elementos con gran potencial para resolver muchos de los problemas de salud y de seguridad que afectan a la humanidad, así como por su gran compromiso con la educación de los jóvenes cocineros más pobres de América del Sur”.

La resolución del jurado valora una propuesta que  ha trascendido de lo estrictamente gastronómico utilizando la cocina como arma social, apoyando la creación de escuelas de cocina y favoreciendo a los productores locales. De su mano, la cocina peruana se ha convertido en una poderosa arma de desarrollo económico y un movimiento que involucra a más de 80.000 jóvenes peruanos, que estudian para ser cocineros.

El premio valora finalmente el trabajo realizado en los últimos años en la Escuela de Cocina de Pachacútec en la que se abre una oportunidad de futuro para los jóvenes más pobres de Lima y Callao.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies