Por Lúa Monasterio. Vanguardia asturiana en un restaurante que tiene mucho de madrileño. O, lo que es lo mismo, Marcos Morán en Puerta 57, un local del grupo La Máquina que toma el nombre de su emplazamiento en el estadio Santiago Bernabéu. Durante ayer, hoy y mañana, el cocinero ofrece el menú ‘Vanguardia asturiana en 14 pasos’ con vistas al campo del Real Madrid. Es una pop-up -así la llama Morán en su perfil de Twitter- gastronómica que trae a la capital clásicos y novedades de Casa Gerardo, el restaurante que Marcos y familia tienen en Prendes y que está galardonado con 1 estrella Michelin. Todo, dentro de una iniciativa del Principado de Asturias para promocionar la gastronomía de la región.

Menú Vanguardia Asturiana en 14 pasos

Menú Vanguardia Asturiana en 14 pasos

El menú se compone de catorce platos o pasos que marcan un camino. Recorrerlo significa mirar a un pasado lejano muy presente, con la mítica Fabada de Prendes, esa que lleva fabes frescas que casi parecen más verduras que legumbres. También fijar la mirada en platos de los noventa,  con las Croquetas del Compango de la fabada. Y, sobre todo, significa contemplar los platos de estos años en Casa Gerardo. Entre se encuentra la Merluza Ibérica, con un jugo que tiene como base una sopa de ajo enriquecida con jamón. También La hora del vermú, que lleva una sopa de gordal y una aceituna rellena de mantequilla de anchoa, y el Salazón de la casa. En la cena de Puerta 57, Daniel González, sumiller, invita a los comensales a intentar elaborar con qué está elaborado. Pocos aciertan y le responden que con pitu de caleya… Es la forma que tiene Marcos de reflexionar sobre las salazones y de concluir que tienen mucho de textura.

Bramble

Bramble

Ese camino de catorce pasos que Morán ha traído a Madrid también se detiene a jugar con el presente: cuatro platos, ninguno de ellos en los snacks, son de esta temporada. Los Cristales de chopa y nabo van aderezados con leche de tigre y la Ostra del Eo, de Castropol, está recién abierta y atemperada en un jugo de anguila ahumada. El Bramble sólido de pera y mora, lleva el nombre de ‘El Cortante’ en el menú. Le hace justicia: tras probarlo, el paladar de uno ya se ha olvidado de la merluza, la fabada y la torta asturiana con pan de escanda que lo preceden y se queda completamente listo para el postre. El primero de ellos, Piña & Jengibre, lleva helado de piña asada y jengibre confitado. Es directo y va al grano sin florituras. Justo como Marcos y su cocina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies