Por Lúa Monasterio. El Museo Guggenheim Bilbao, donde se encuentra el Nerua de Josean Alija, anunció ayer no sólo la apertura de un nuevo bar, sino la reformulación del Bistró. Los platos que se servirán en ambos espacios, el nuevo y el reinventado, llevarán la esencia de Nerua. No la ‘Muina‘ de la que habla este libro de Montagud Editores, sino la técnica y la forma de entender la cocina del chef, galardonados con una Estrella Michelin. El diseño de los espacios, por otro lado, lleva la de Frank Gehry, el afamado arquitecto que construyó el museo en 1997.

Bar Guggenheim Bilbao se centrará en el tapeo y los pintxos. Servirá bocados tradicionales de los bares y tabernas bilbaínos, como merluza frita, pimientos de Gernika, crema de Idiazábal y anchoas, según informa la agencia EFE. Eso sí, interpretados bajo una óptica vanguardista y la forma que tiene Josean de entender la cocina. “Se nos presentó la oportunidad de hacer algo que mezcla tradición e innovación”, explica el chef a Apicius. “Será algo divertido y social, muy de Bilbao”.

La barra de Bar Guggenheim Bilbao

La barra de Bar Guggenheim Bilbao

Sacar adelante la oferta gastronómica del Bar, que se completará con vermú, vinos y algún fruto de sus investigaciones en torno al café, ha sido una tarea divertida, pero difícil. “Me ha costado seis meses”, dice Josean. El equipo de Nerua, cuyo trabajo de documentación destaca por su minuciosidad, ha trabajado en dos líneas. La primera pasa por la Historia de los pintxos y de cómo han interactuado con la ciudad a lo largo de las décadas. La segunda responde al objetivo  de conocer cuáles son las necesidades concretas del bar de un museo. “No es una taberna”, razona Alija, “el número de comensales y cómo fluyen es algo completamente distinto”.

¿Hasta dónde llegará la interpretación de esos bocados? “Aplicaremos las mejores técnicas de Nerua para transformar el producto, que conservará su textura y su sabor”, dice el cocinero, que también hace alusión al “equilibrio perfecto”.

El nuevo bar del museo tiene una capacidad de unas 75 personas y abrirá todos los días de la semana, excepto los lunes, de 9:30 a 20:30 h. Durante julio y agosto, sí dará servicio a los comensales, terraza incluida.

Bistró Guggenheim Bilbao
El restaurante Bistró Guggenheim Bilbao no sólo se reinventa, sino que duplica su espacio y su capacidad. De 70 comensales, pasará a acoger a unos 145. Eso implica, según Josean, ofrecer más variedad de servicios: en el local podrán tener lugar, por ejemplo, eventos de empresa o celebraciones especiales. En definitiva, “podremos hacer algo diferente”, dice el cocinero.

La filosofía de la cocina del Bistró sigue la misma línea que la de el Bar: aplicar las técnicas de Nerua a fórmulas tradicionales. “Habrá un menú por 25 euros, vino incluido”, anuncia Josean, “más otro de degustación” cuyo precio no llega a los 40 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies