Por Javi Antoja de la Rosa y Lúa Monasterio. Begoña Rodrigo no para. Sigue a tope con su restaurante de Valencia, caracterizado por esa cocina de sabores directos de la que hablamos en Apicius 21. En el día de cierre, viaja a Burgos para participar en un duelo gastronómico con sus compañeros de Top Chef, el ‘talent show’ culinario de cuya primera edición en España es ganadora. Y tiene una ilusión, algo en la cabeza y en el corazón que se nota en sus perfiles en redes sociales y en el tono de su voz.

A mediados del próximo otoño, Begoña Rodrigo abrirá una nueva La Salita con vistas al mar.

Desde el nuevo establecimiento, se verá la playa de la Patacona, que sigue a la de la Malvarrosa por el norte. “Es una zona con casas antiguas”, explica Begoña a Apicius en exclusiva. “Ésta es grande, tiene terraza, un jardín con palmeras…”. La cocinera la reformará y la tendrá lista, según espera, a mediados del próximo otoño. Está encantada con esta ubicación: “A menudo, he pensado que el restaurante de mi vida estaría aquí”, dice. El nombre concreto todavía no está claro, sí que tendrá alguna referencia al del restaurante embrionario, La Salita.

No es una mudanza, sino una nueva apertura. “No voy a cerrar el restaurante que ya tengo”, afirma con rotundidad. Begoña lleva años trabajando con mucho tesón en y para él , y se ha hecho con una clientela fiel a la que no quiere dar la espalda. “Probablemente, lo cambiaré de nombre y haré algo más relajado”, añade. Se refiere al menú semanal con el que trabaja ahora.

Ese menú, que marca un ritmo muy exigente, da buenos resultados. Pero hay Begoña para mucho más… Por eso, planea que la segunda planta de ese nuevo restaurante con vistas al mar esté dedicada a un menú gastronómico con platos “más elaborados, más pensados”. Ahí es donde estará la ‘salita’ en la que podrá dar rienda suelta a todo lo que tiene en la cabeza: “Allí se pueden hacer virguerías”. Será una oferta culinaria que se complementará con la de la primera planta, donde se rendirá homenaje al producto: “Habrá pescados a la brasa, jamón, marisco, arroz…”. La cocinera también quiere que haya una barra para almuerzos.

Un sueño por cumplir

En esta entrevista, hecha poco después de su victoria en Top Chef, pedimos a Begoña que nos dijera cuál es su sueño por cumplir. “Vivo soñando, así que me quedan muchos”, contestó. Este nuevo restaurante es uno de ellos: “Todavía no me lo puedo ni creer”.

La cocinera afronta el proyecto con la misma actitud que la caracteriza: coge al toro por los cuernos. “No le veo ningún miedo, siempre he querido hacer algo así. ¿Sabes lo que tiene que ser cocinar mientras ves el mar?”, exclama. Seguro que al otro lado del teléfono le brillan los ojos de la emoción.

Le queda mucho trabajo por delante, pero no parece importarle. Dice que su lema es “nunca te rindas, lo mejor está por llegar”, y tiene que hacerle honor. Es lo que tiene tomarse la vida con determinación, fuerza y pasión. Begoña_Rodrigo_Apicius_2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies