Un restaurante debe transmitir verdad y pasión. Ésa fue una de las conclusiones -recogidas por la agencia EFE– a las que se llegó en el debate ‘Nuestra gastronomía vista desde las letras‘. En el encuentro, celebrado en el marco del Málaga Food & Wine Festival, participaron Javi Antoja, director del Cuaderno de Alta Gastronomía Apicius y de los proyectos editoriales de Montagud; la periodista y publicista Patricia Mateo y Pilar Salas, periodista especializada en gastronomía en EFE. Rosa Rivas, periodista de cultura en EL PAÍS, se unió la conversación mediante Skype. El debate, además, estuvo moderado por Álvaro Muñoz, socio del Grupo GastroaRte.

Fuente de la imagen: Málaga Food & Wine Festival

Fuente de la imagen: Málaga Food & Wine Festival

Para Antoja, la pasión es fundamental no sólo en los fogones, sino en el ‘negro sobre blanco’ con el que trabaja en Montagud Editores. Argumentó, según EFE, que hay restaurantes pequeños o poco mediáticos que transmiten “mucha más verdad que algunos de los que figuran entre los cincuenta mejores del mundo”. Para el periodista, la vanguardia en la cocina se encuentra en el lenguaje y el discurso propio que articula cada cocinero. Esta figura, además, es importante, pero también el resto del equipo que trabaja en el local.

Pilar Salas, por su parte, señaló la influencia del periodismo en la difusión del “arte culinario”. Patricia Mateo también hizo alusión a este concepto, al comentar cómo en la alta cocina hay mucho de “arte y trabajo”. Por su parte, Rosa Rivas destacó el tratamiento que se ha ahora a la gastronomía en los medios de comunicación, el mismo que otras expresiones culturales.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies