Este restaurante, situado en Logroño está regentado por Francis Paniego y su esposa, Luisa Barrachina. «Un brillante diálogo entre las necesidades de uso y la organización espacial, que permite en un rectángulo de escasas dimensiones, el desarrollo de la actividad de cocinar y servir, compatibilizando con múltiples posibilidades alternativas configuradas con medios muy sencillos». Así definió el jurado de los premios FAD de arquitectura los detalles que le han llevado a premiar a Tondeluna.

This restaurant, located in Logroño is run by Francis Paniego and his wife, Luisa Barrachina. “A brilliant dialogue between user needs and spatial organization, which allows a rectangle of small size, the development of the activity of cooking and serving, combining multiple alternative possibilities set with very simple means.” Well defined FAD awards jury architectural details that have been Tondeluna reward.

En su fallo, conocido anoche durante una fiesta en Barcelona, el jurado distingue en Tondeluna una virtud que salta a la vista: «Una acertada elección de los materiales, que responden con gran acierto e intencionalidad, tanto a los requerimientos funcionales y estéticos como a una actitud de profundo respeto a la sostenibilidad».
Nuestra más sincera enhorabuena a Francis Paniego que está convirtiendo el 2012 en uno de sus grandes años.

In its ruling, known last night during a party in Barcelona, the jury Tondeluna distinguishes a virtue that is obvious: “A judicious choice of materials which meet with great success and intentionality, both functional and aesthetic requirements as an attitude of deep respect to sustainability.”

Congratulations to Francis Paniego that is becoming in 2012 one of his great years.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies