La compañía del auténtico espresso italiano se alía con uno de los cocineros valencianos con más proyección.

Ricard-Camarena

El acuerdo se anuncia con ocasión del Décimo Aniversario de la Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana, un acto que cuenta con el patrocinio de la compañía italiana y la participación del cocinero.

Lavazza, líder italiano del café, nunca ha quitado el foco de la alta gastronomía y, para dar fe de ello, anuncia su nuevo acuerdo de colaboración con Ricard Camarena, uno de los cocineros valencianos más reconocidos y avalado por una Estrella Michelin, Tres Soles Repsol y el premio Chef Millésime entre otras distinciones.
Este acuerdo de colaboración se ha desvelado con ocasión de la Fiesta de la Gastronomía Valenciana, que tuvo lugar ayer, día 30 de junio, en la terraza exterior del Palau de les Arts de València para celebrar el décimo aniversario de la Academia Gastronómica de la Comunidad Valenciana. El evento contó con la presencia del comité de expertos, ente independiente de la academia formado por profesionales del más alto nivel entre los que se encuentra el propio Ricard Camarena. Lavazza mostró su apoyo a este acontecimiento como patrocinador oficial.

Suma de talentos en pro de la innovación y la difusión de la cultura del café
La cocina de Ricard Camarena plasma con habilidad los intensos sabores de la cocina valenciana sin renunciar a la estética y técnicas más actuales. Desde ‘Ricard Camarena Restaurant’ este valenciano marca el ritmo de la cocina actual de nuestro país. Camarena es también el artífice de ‘Central Bar’, ‘Canalla Bistro’ y ‘Ricard Camarena Colón’, una actividad que también compagina con la dirección de ‘Ricard Camarena Lab’. A partir de ahora el espresso Lavazza se podrá degustar en todos los locales de Camarena, ubicados en Valencia.
Su fichaje como embajador de la marca del auténtico espresso italiano se suma a otras colaboraciones relevantes ya consolidadas de Lavazza y responde al vínculo entre esta compañía y la Alta Gastronomía, una unión que también se materializará en el estudio y la elaboración de nuevas recetas a base del café Lavazza.

El siglo de experiencia de Lavazza y su interés por la creatividad, junto con la importante labor llevada a cabo en el Training Center con la colaboración de grandes chefs, han hecho realidad una plétora de ideas excepcionales, nacidas para asombrar y ofrecer nuevas experiencias. De este modo, Ricard Camarena se propone seguir la estela de otros prestigiosos cocineros internacionales que han creado y experimentado junto a Lavazza, como Carlo Cracco, Massimo Bottura, Michel Bras o Ferran y Albert Adrià, con quienes la marca se siente orgullosa de continuar colaborando en sus nuevos proyectos.

Ricard Camarena participará, asimismo, en las emblemáticas clases magistrales que la firma organiza por todo el territorio español invitando a los principales hosteleros de cada región para explicar las nuevas tendencias y mostrar la innovación en el mundo del café a través del Coffee Design. En estos encuentros, el cocinero sorprenderá a los asistentes con sus show cookings en directo y degustaciones.

Lavazza y la alta gastronomía: una afinidad sentimental desde hace décadas
Desde siempre Lavazza tiene su punto fuerte en la investigación y la experimentación. Así lo acredita el Training Center Lavazza, fundado en 1979, el primer centro de estudios sobre el espresso que permite a la empresa elaborar con éxito nuevas recetas y experimentar nuevos sabores a base de café.

El café pasa de ser un mero ingrediente a protagonizar una nueva evolución del gusto, que cambia su consistencia y textura acercándose a la Alta Gastronomía: este fue el comienzo de un nuevo camino que ha redefinido el concepto de café como bebida, transformándola cada vez en un producto en estado sólido, gaseoso, esferificado e imprevisible.

En el año 2000 la empresa se encontró con Ferran Adrià, chef catalán que sería coronado como el mejor del mundo. Este hito confirmó que el camino emprendido por Lavazza era el correcto: Adrià como codificador por excelencia, investigador culinario, alquimista y genio de la cocina, ve en el café un nuevo material para reflexionar sobre el gusto.

Adrià aportó su talento y genialidad, combinados con rigor y una técnica única, y el Training Center de Lavazza ofreció todos sus conocimientos metódicos y analíticos sobre la cultura del café, desarrollados a lo largo de un siglo, sobre los secretos del café y las maneras en que podía transformarse, en un intercambio mutuo de experiencia y creatividad. Así nació una serie de creaciones exclusivas: Èspesso, el primer café sólido de la historia, Passion Me, CoffeeSphere y caviar de café. Se había logrado una secuencia completa de sabores sorprendentes y todos eran conscientes de que les quedaba mucho por explorar.

Al equipo se unieron otros grandes e inspiradores chefs alquimistas, como Carlo Cracco, Davide Oldani, Massimo Bottura, Antonino Cannavacciuolo o Albert Adrià, algunos de los mayores exponentes de la élite culinaria. Con ellos llegaron creaciones como espoon, una cucharilla perforada creada por Davide Oldani; ECup, la lente de café de Carlo Cracco; las magníficas presentaciones de Bottura, rompiendo fronteras entre lo dulce y lo salado transformando el café en un descubrimiento completamente nuevo; y las innovadoras golosinas al café Lavazza, que se pueden degustar en el restaurante barcelonés Tickets (una estrella Michelin) de Albert Adrià.

También en el mismo marco, la creación de la disciplina del diseño culinario aplicado al café corrió a cargo de Lavazza ya en 1998. Este método era inexistente hasta entonces y la compañía fue capaz de transformarlo en arte y en tendencia con creatividad, experiencia e inspiración.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies