jealuc_mercader

por Belén Parra. Disfrutaba de la gastronomía como de la vida. Con auténtica intensidad. Con aplomo. Con libertad incluso a pesar de las ‘ataduras’. Hombre y cocinero fiel a sí mismo, a Jean Luc Figueras se le ha parado el corazón en Ankara a la edad de 57 años. Inquieto y sagaz como pocos en su profesión, el chef siempre supo estar donde quería estar. Haciendo lo que más l gustaba y lo que mejor hacía: cocinar.

La muerte le sorprendió durmiendo, pocas horas después de liderar una cena con su equipo de cocina del Mercer de Barcelona, hotel donde seguía desplegando su gastronomía de autor con clásicos que aún persisten en la memoria de quienes probaron sus platos.
Está previsto que los restos mortales del chef lleguen a Barcelona en las próximas horas. El hotel Mercer ya ha confirmado que este mediodía abrirá las puertas de su restaurante gastronómico como lo hubiera hecho Jean Luc Figueras. “Es el mejor homenaje que podemos hacerle. Ofrecer su cocina como todos los días, aunque para quienes trabajamos a su lado sea indudablemente un momento difícil”, explica el director del hotel, Francesc Holgado. El chef y pupilo de Figueras Xavier Lahuerta tiene por ahora el encargo del Mercer de asumir y respetar fielmente el culinario de su mentor. El restaurante tenía previsto presentar en los próximos días su nueva carta de temporada siguiendo las directrices trabajadas por Jean Luc. Cocina apasionada e incombustible.

Montagud Editores y Apicius acompaña a la familia en el dolor. Descanse en Paz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies