Por Lúa Monasterio. De un lado, la cocina de Begoña Rodrigo en La Salita (Valencia). Belleza a raudales, potencia y, sobre todo, ‘El Sabor de la Elegancia‘ – el título de su libro con Montagud Editores no podía ser más acertado -. Del otro, los vinos de Jerez y toda la magia que supone el hecho de paladear algo único en el mundo. La combinación de ambos no podía sino resultar en un diálogo cuya consecuencia inmediata es todo un festival en el paladar.

Recientemente, el restaurante acogió una de las cenas maridadas que se celebran en el marco del Sherry Festival. La iniciativa es el Consejo Regulador de los Vinos de Jerez y ha desembarcado este año en Valencia, tras recoger el testigo de Barcelona en 2015 y el de Madrid en 2014. “La cocina de Begoña es una gran aliada para éstos”, afirma Pepe Ferrer, embajador de los vinos de Jerez, y a cargo de diseñar el maridaje de la velada. “Y lo es, sobre todo, por sus toques ahumados y grasos, y por sus puntos picantes”.

Cocina y vinos no son sólo se aliaron, sino que propiciaron que se desplegase todo un abanico de posibilidades. Por ejemplo, el “‘All i pebre’, milhojas de anguila ahumada y su mantequilla” se sirvió con un Amontillado, en un maridaje por contraste. El resultado fue “espectacular”, a juicio de Ferrer, “por el toque a ajo del plato y las notas ahumadas y picantes del vino”. La “Ensalada de encurtidos y salazones” aporta al paladar sal y mucha complejidad, por lo que aquí el acompañante perfecto, por armonía, fue un Manzanilla: “La salinidad de ambos invitó a que pudieran dialogar de tú a tú”.

En definitiva, elegancia en el plato y en la copa, en la que el sorbo potencia al bocado. La cocinera valenciana es toda una enamorada de los vinos de Jerez, tal y como se detalla en su libro, y no podía ser casualidad. “Aunque hay mucha gente que cree que son excesivamente potentes, a mí me parece que son sabrosos”, comenta el experto. Son tan elegantes como para ir de la mano y dejar el protagonismo a los platos de La Salita. Si éstos ya lo son de por sí, el resultado no podía ser otro que la elegancia al cuadrado.

 

Restaurante La Salita & Vinos de Jerez

20 de abril de 2016

Copa de bienvenida. Oloroso Medium Cristina (González Byass)

 

La barraca de aperitivos

Manzanilla Barbiana en rama (Delgado Zulueta)

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

 

Ensalada de encurtidos y salazones

Bacalao y guisantes acidulados

Fino Tío Pepe en rama 2016 (González Byass)

Fuente de la image: Begoña Rodrigo.

Fuente de la image: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

 

Gambas con curry verde y mostaza

‘All i pebre’, milhojas de anguila ahumada y su mantequilla

Amontillado NPU Sánchez (Romate)

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

 

Guiso de colmenillas, garrofón y queso ahumado

Ravioli de rabo de toro, conquat y cebolleta fresca en su jugo

Palo Cortado Obispo Gascón (Barbadillo)

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

 

Fresitas de Aranjuez, naranja y toques balsámicos

Classic Cream (Fernando Rey de Castilla)

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

Fuente de la imagen: Begoña Rodrigo.

 

Fuente de la imagen de cabecera: Mikel Ponce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies