Comprar cuaderno | Suscripción anual | Suscripción bianual

Dos proyectos. Dos realidades. Dos verdades. Porque la gastronomía no es unidireccional. Deo gratias. Sabemos lo que queremos y desde Apicius sabemos cómo queremos contarlo. Sin prisas. Saboreando cada momento como si fuera el último. Gozando de cada instantánea que se ha quedado clavada en nuestra retina. Saboreando y deteniéndonos en cada creación. Profundizando en los procesos. Paso a paso.

¿Y por qué no dedicar las 224 páginas de la publicación a dos proyectos que nos han fascinado? Sabiendo que nunca más lo volveremos a hacer de este modo. O sí. (…) Edorta Lamo o Edorta ‘el amo’. Entornamos los ojos y fruncimos el ceño con sonrisa pícara. Sabíamos que lo que nos iba a deparar Arrea! sería inolvidable. Ha sido mucho mejor que eso. Porque si uno vuelve, las experiencias dejar de ser calificadas con adjetivos que le pone fin por siempre a una visita. Ir es volver. Volver a la infancia que cada uno de nosotros tenemos almacenada en nuestro interior. Ir es que florezca de nuevo nuestra memoria olfativa en algún momento. Ir es volver a acariciar nuestra vida pasada. Esa que nunca se fue y que tenemos escondida en algún lugar. Arrea! se ha quedado clavado por siempre en nuestros corazones. Porque cuando uno se encuentra con el perfecto anfitrión, sólo queda irse haciendo referencias y sin dar la espalda como muestra de respeto absoluto. Gracias por hacernos despertar en nosotros de nuevo esa infancia que, en ocasiones, se ve acechada por el qué dirán (…) El No-Bulli. Cuánto se ha contado de Enigma. O, más bien, qué poco. Qué misterios encierra el restaurante de Albert Adrià, el coordinador, con Oliver Peña, al frente de la mesa del pase. Descifrar ese pensamiento es lo que buscamos en estas páginas de Apicius. Porque las cosas no son como son porque sí. Todo tiene un motivo. Incluso a sabiendas de que hay miradas que escudriñan. Enigma decidió abrir sus puertas sin premisas. Generar un nuevo código experiencial sin alardes técnicos excesivamente visibles para bajar a la tierra un lenguaje que todo el mundo entendiera: el sabor.)


Edorta Lamo (Arrea!, Santa Cruz de Campezo)

Apicius pone rumbo hacia ese enclave de la geografía que parece casi un capricho. La Rioja, Navarra y País Vasco parecen navegar e incluso repartirse algunos pueblos. Santa Cruz de Campezo decidió ser alavesa. ¿O fue al revés? Tras el reportaje al restaurante Quintonil en México no habíamos vuelto a batir el récord. Arrea! es, en los 16 años de historia de la publicación, el restaurante más joven en ser visitado para aparecer al cabo de unos meses en el cuaderno. Arrea! abrió sus puertas el pasado 20 de diciembre y aquí está. Por méritos propios. El furtivismo: de la hambruna al placer. Un paseo imprescindible.


Albert Adrià y Oliver Peña (Enigma*, Barcelona)

La primera sensación que tuvo el equipo cuando Albert Adrià comunico el cierre de 41º –local contiguo a Tickets– fue de tristeza. “Y todavía sigue ahí cuando vemos el documental…” comenta Oliver Peña, jefe de cocina de Enigma. A continuación, les dijeron que el restaurante soñado por Albert Adrià vería la luz. Descubre en esta edición todas las respuestas a los enigmas y sumérgete en el menú degustación de uno de los restaurantes más creativos del panorama nacional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies