El restaurante de Vicente Patiño renueva sus instalaciones para hacer de la sala un espacio más elegante y confortable. La cocina apuesta definitivamente por los menús gastronómicos, con cuatro propuestas y una carta reducida

Sin tradición no hay innovación. Por este motivo, Saiti quiere seguir mejorando su experiencia sin perder las raíces que le han permitido crecer. «Ha llegado el momento de dar un salto de calidad», explica el equipo del restaurante en un comunicado de prensa. «Y, para ello, es esencial que el comensal se sienta el protagonista». Así, el restaurante de Vicente Patiño (autor de Apicius 28) inicia una nueva etapa.

Ésta está marcada por la renovación de la sala, que se ha transformado para ganar en elegancia y en confortabilidad. El objetivo es que el cliente pueda disfrutar de la comida en un entorno acogedor. A ello se suma una nueva estructura de menús, de corte gastronómico, y alejada del recetario tradicional de Sucar, restaurante hermano.

Menos mesas para más comodidad

«La renovación de las instalaciones ha logrado una atmósfera más sofisticada», comenta el equipo de Vicente Patiño. Ha sido «gracias al revestimiento de la pared en tonos ocres o a la tapicería de terciopelo de los sofás, que hacen sentir al cliente en un espacio cálido y acogedor». También se ha reducido el número de mesas, de diez a siete, para ganar en amplitud y primar la comodidad. Por su parte, el vestíbulo incorpora un revestimiento metalizado y mantiene la fotografía de Mikel Ponce, que firma multitud de instantáneas en el cuaderno de alta gastronomía Apicius y en varios libros de Montagud Editores. La imagen habla de huerta, de producto, de raíces.

Cuatro menús

En lo referente a los menús, hace tiempo que Saiti viene definiéndose como un restaurante puramente gastronómico, cediendo la parte del recetario tradicional y de producto a los fogones de Sucar. La transición se ha llevado a cabo de manera gradual, y culmina con una nueva estructura de carta, que manifiesta una inclinación clara hacia la alta cocina. El comensal, de esta forma, puede escoger entre cuatro menús (L’Eixample, VP, Na Germana y Lo Rat Penat). Todos ellos varían en número de platos y se renuevan cada estación para incorporar los productos de temporada.

Al mismo tiempo, se mantiene la carta reducida, para que el cliente pueda pedir libremente. «Saiti es buen hacer en la cocina, a través del respeto por el producto y la apuesta por la identidad gastronómica, con una fuerte impronta mediterránea. También es elegancia en la sala, donde el comensal se convierte en el centro de la experiencia, y así se le hace saber», afirman desde el restaurante. «Saiti también es equipo, y en él se integra al cliente. Hablamos de un espacio de raíces y origen, pero también de innovación y perfeccionamiento, como consecuencia del propio compromiso con el trabajo». «Es el momento de iniciar una nueva etapa; todos los ingredientes están en el plato», concluyen.

Saiti
C/ Reina Doña Germana, 4
Valencia

Fuente de la información y de las imágenes: Saiti.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies