El dúo al frente de NOOR tiene un nuevo proyecto entre manos. Nanita, un bar con esa ‘alta informalidad’ que tan bien se le da al chef, abrirá sus puertas en un emplazamiento privilegiado de Córdoba a lo largo de octubre

Dice Mariana Tapia que ella y Paco Morales son unos ‘culos inquietos’: «Todo esto nos apasiona. No lo asociamos con un trabajo, y necesitamos cosas nuevas». Los hechos le dan la razón: en el buque insignia NOOR se vive una bulliciosa actividad de investigación de cara a una nueva temporada, se fragua una nueva apertura nada menos que en Dubái, se trabaja duro junto a Montagud Editores para un libro en el que se desvelarán los secretos de esa nueva cocina andalusí única… y se prepara con ahínco un nuevo proyecto en una ubicación privilegiada de Córdoba.

Nanita, nombre familiar y ‘de guerra’ de Tapia en redes sociales, y marca con la que la pareja soñaba desde hace tiempo, abrirá sus puertas en octubre. Ella dirigirá el negocio. Él, todo lo que salga de las cazuelas. «Es un concepto en el que reina la informalidad, tanto en la cocina como en la sala», explica Mariana en una entrevista en primicia con Apicius.es, a la vez que deja claro que «no será una segunda marca de NOOR. Estará abierto a todo tipo de productos, a la cocina de todos los lugares del mundo».

«Me hace muchísima ilusión, tenía muchas ganas de hacer algo más gamberro. Será fresco y divertido», añade su marido. «¡Y sin limitaciones!». Todos los ingredientes de los que prescinde en pro de la autenticidad andalusí -las patatas, los tomates, los pimientos…-, ahora tomarán forma de diversos bocados. Habrá opciones para compartir, entre las que se encuentran «un 15-20 % de cocina cordobesa, como salmorejo y mazamorra», explica Morales. También «algún bollo ‘preñao’, propuestas inspiradas en nuestros viajes, algo de la Córdoba argentina de donde es Mariana, como la milanesa….».

Todo tipo de opciones, todo tipo de clientes

De esta forma, y con un ticket medio que oscila entre los 30 y los 35 euros, Nanita está concebido para el turista, para quien visita el restaurante estrellado de Cañero y que quiere más… y también «para el cliente local que no pueda ir a NOOR», apunta Tapia. «De ahí esa ubicación céntrica», ideal para todo tipo de clientes.

Todos ellos podrán disfrutar de la propuesta de Tapia y Morales de varias formas. Diáfano, y con una capacidad para 25-30 personas, el local contará «con mesas bajas y alguna alta, y también con un servicio de barra y una terraza», comenta Mariana. «La decoración no tendrá nada que ver con la de NOOR: habrá colores cálidos, y también claros».

Así tiene que ser, porque -como bien dicen Tapia y Morales-, no es una segunda marca de NOOR. Es un proyecto único y genuino con el que seguir inundando Córdoba de luz.

Por Jãvi Antoja y Lúa Monasterio.

Fuente de las imágenes: Nanita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies