Al pie del parque natural del Cap de Creus, un pueblo custodia orgulloso desde 1904 su agua gastronómica única, escasa y singular. Una de las mejores aguas minerales naturales con gas natural del mundo

Entre campos, montañas y mar, el agua Vilajuïga fluye tal como aflora una agua mineral natural carbonatada naturalmente (sin gas carbónico añadido). El acuífero del que procede está situado a unos setenta metros de profundidad. El agua circula, en un viaje de más de treinta años, por el subsuelo procedente de las colinas circundantes absorbiendo minerales a su paso, como el magnesio, el sodio, el calcio, el litio y los bicarbonatos, responsables de sus burbujas naturales «de aguja».

 El agua GASTRONÓMICA

Sus cualidades organolépticas, cuerpo ligero y sensación de frescor en el paladar maridan perfectamente con la gastronomía de gran calidad, ya que, además de ser ligeramente gasificada, no sacia ni se impone.

Además, una de sus grandes peculiaridades es la capacidad para maridar con vinos, cavas, champagnes, vinos dulces, cafés, infusiones… Sus cualidades organolépticas y, sobre todo, sus ‘burbujitas’ efervescentes en boca ayudan a limpiar suavemente el paladar, lo que permite que las papilas gustativas puedan apreciar con armonía las cualidades de las bebidas a las que acompaña.

La nueva agua Vilajuïga es fiel a la composición original de 1904. Única y singular, mantiene la composición organoléptica intacta desde hace más de un siglo:

La cata, según Ferran Centelles, sumiller de elBulli (1999-2012)

Sensación carbónica única: «El agua Vilajuïga tiene una sensación carbonatada muy delicada, una textura única que envuelve el paladar con suavidad y un sabor que respeta al máximo las elaboraciones culinarias gastronómicas».

A medio camino entre la textura y el frescor: «Es un agua de mineralización media. Esto le aporta un sabor mineral profundo pero, al mismo tiempo, hace que sea ligera y fresca».

Sensación alcalina: «Vilajuïga tiene una sensación alcalina en boca que es única y muy valorada, y que le aporta un sabor virtuoso que acompaña a las elaboraciones culinarias gastronómicas de forma excepcional».

La temperatura

Si se quiere tomar el agua a temperatura ambiente, se recomienda como ideal los 15-16 °C, que es la temperatura natural de captación. Si se quiere disfrutar fría, se aconseja entre los 6 y los 8 °C.

Una botella modelada por la tramontana

Un territorio sometido al viento de la tramontana y erosionado durante siglos. Son rasgos puramente ampurdaneses que han inspirado el diseño de la nueva botella de agua Vilajuïga.  Su atrevida asimetría y la bella imperfección de sus formas orgánicas hacen evidente que sólo un agua única podía presentarse de una forma tan singular.

Para más información…

Aigües Minerals de Vilajuïga, S.A.,
www.vilajuiga.com
+34 972 530 006
info@vilajuiga.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies