César Marquiegui, del restaurante Nou Manolí, servirá el almuerzo en el que se distinguirá a los diez premiados por la institución que preside Cuchita Lluch.

Por Marta Hortelano y Lúa Monasterio. La Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana (AGCV), presidida por Cuchita Lluch, celebra el viernes 23 su tradicional entrega anual de premios, esta vez en Alicante, como reconocimiento a su importancia en la cultura gastronómica de la Comunidad Valenciana. Con motivo de su décimo aniversario, el organismo distinguirá a diez personalidades que han tenido especial relevancia en el mundo gastronómico durante el pasado año en tierras valencianas. «Estoy muy contenta porque veo que los premios ya están consolidados, así como la Academia», explica Cuchita Lluch en una entrevista con Apicius.es. «Ésta ya es un referente gastronómico en la Comunidad Valenciana, un eje catalizador y dinamizador».

El almuerzo para premiados, académicos e invitados correrá a cargo del cocinero César Marquiegui, del restaurante Nou Manolín, aunque se servirá en otro de los locales del grupo, Populi Bistro, que abrió sus puertas el pasado verano.

El equipo de Marquiegui servirá primero un cóctel a base de jamón ibérico, bacalao ajoarriero, steak tartar, colmenillas rellenas, atún con guacamole y calabaza, buñuelos de bacalao con mahonesa de granny smith, croquetas de boletus, pulpo a la brasa, foie de pato con calabaza asada y salpicón de bogavante con hígado de rape.

Después, premiados e invitados degustarán un menú a base de gamba roja de Dénia, un tartar de atún rojo con ajoverde de pistacho, para pasar después a un cardo con alcachofas y panceta ibérica. El pescado será un San Pedro a la brasa, y finalizarán en almuerzo con cochinillo confitado con puré de ratte. El colofon dulce a la comida de los premios de la AGCV lo podrá su conocida torrija con helado de peras al vino.

Así, Alicante se convertirá durante un día en epicentro de la gastronomía de la Comunidad Valenciana, con decenas de representantes del sector. Los galardones (el ya clásico andarín con cono), diseñados por el prestigioso artista valenciano Miquel Navarro, recaerán este año en el cocinero Juan Moll (por su trayectoria), el Mercado central de Valencia (a la excelencia), el restaurante El Portal (por ‘otra forma de comer’), el agricultor y responsable de El3ments, Hèctor Molina (al emprendedor), el panadero del Horno San Bartolomé, Jesús Machi (al mejor panadero), Mes que Barmans (premio a la coctelería) y a los integrantes de Wikipaella (al mejor proyecto), entre otros.

Mejor cocinera

El premio a la mejor cocinera recae en Begoña Rodrigo, de La Salita. «Estoy muy orgullosa de mi equipo y muy agradecida con la clientela», explicó Begoña a Apicius.es en esta entrevista. «Una de las cosas por las que estoy tan contenta por este premio es porque también significa que las cosas en Valencia están empezando a cambiar y que se está viendo que hay mucho más”.

Cuchita Lluch también es consciente de ese cambio: «Hay un producto magnífico, se vuelve a producir en el campo y hay un gran nivel en el tratamiento del producto», explica. «Se busca la excelencia que lideran cocineros como Quique Dacosta, Ricard Camarena, Kiko Moya, Susi Díaz y otros. Al fin, la gente está empezando a ver que, si se hacen las cosas bien, se consiguen los sueños y que todo tiene su recompensa». Es, al fin y al cabo, una ‘filosofía’: «Con las cosas bien hechas, se es más feliz».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies