Plato inspirado en el lujo y el glamur de los zares rusos, donde el caviar corona un bocado azul dorado

La idea nació de ofrecer un regalo al comensal. Jugando con lo dulce y lo salado… De ahí nació el macaron de maní de la mano del chef del caviar.

Macaron de maní

Ingredientes: 80 gramos de harina de maní, 120 gramos de azúcar glas, 60 gramos de claras de huevo, c.s. de colorante alimentario azul.
Proceso: Montar la clara a punto de nieve con el colorante, añadir la mezcla de harina de maní y azúcar glas y hacer el macaron. Introducir en una manga pastelera y estirar en placas de horno sobre papel sulfurizado y cocer durante 20 minutos a 140º C.

Crema de sangre

Ingredientes: 10 gramos de mezcla de especies de morcilla de Ronda, 700 g de nata especial para montar, 150 ml de sangre fresca de esturión.
Proceso: Infusionar las especies en la nata, colar, dejar enfriar y añadir la sangre. Cocer en termomix con la mariposa a 70 ºC hasta que espese durante 3 horas. Llenar una manga pastelera y reservar en frio.

Otros ingredientes

Caviar, colorante de oro.

Acabado

Pintar las conchas de macaron con colorante de oro y rellenar con la crema de sangre. Terminar coronando el macaron con un poco de caviar ecológico.

Diego Gallegos se convirtió recientemente en el Cocinero Revelación del año durante Madrid Fusión. Para profundizar en el trabajo del chef propietario de Sollo no deje de consultar Apicius 23 y su libro, ‘La Cocina de Río’.

Fuente de la imagen de cabecera: ©Mikel Ponce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies