© AlTrapo. Carabinero asado, emulsión de pimentón, tallarín de calamar y patatas fritas

© AlTrapo. Carabinero asado, emulsión de pimentón, tallarín de calamar y patatas fritas

Con la llegada de la primavera, Paco Morales, asesor gastronómico del hotel IBEROSTAR Las Letras Gran Vía, ha abordado una amplia remodelación de la carta de Al Trapo, con novedades absolutas, reinterpretaciones y un guiño a su nuevo proyecto cordobés, Noor. Los nuevos platos, seis salados y dos postres, son un claro exponente de la cocina del chef para el restaurante y que a él le gusta definir como alta cocina informal.

Como el resto de la cocina de Paco Morales, los nuevos platos de Al Trapo se caracterizan por integrar de forma original y armoniosa diferentes influencias culturales y gastronómicas, fruto de un continuo proceso de investigación, que le ha llevado a viajar por todo el mundo, en busca de las raíces en las que se fundamenta la cocina tradicional y que le sirve como fuente de inspiración para sus creaciones.

Así, las novedades de esta temporada incluyen desde platos completamente nuevos, como la Royal de ramallo de mar, ortiguillas fritas, salicornia y chalota con su fondo, a originales versiones de recetas ya clásicas de la carta de Al Trapo, como la nueva evolución del Bollo preñao, que ahora adquiere reminiscencias indias, gracias a su relleno de cordero tikka masala y el remate de lentejas secas, mahonesa tikka masala y toques de estragón.

© AlTrapo. Almendras, cous-cous de Idazábal, naranja y vinagre

© AlTrapo. Almendras, cous-cous de Idazábal, naranja y vinagre

Una de las propuestas más interesantes de Al Trapo para la primavera es la Mazamorra de almendras, cous-cous de Idazabal, naranja y vinagre. Se trata de un plato clásico de la gastronomía cordobesa, de origen precolombino, actualizado con la inclusión del Idazabal, que le aporta además una textura más ligera y cremosa. Una receta fría, que evoca la cocina andalusí y que enlaza con la cocina de Noor, el nuevo y esperado restaurante de Paco Morales en Córdoba.

Los novedades saladas de la carta se completan con un una atrevido mar y montaña, Castañuelas de cerdo ibérico guisadas, caracoles de mar y ñoquis de polenta (las castañuelas son un las glándulas salivares del cerdo, un parte del cerdo poco utilizada en la actualidad pero muy apreciada en algunas zonas del sur de España), el Carabinero asado, emulsión de pimentón, tallarín de calamar y patatas fritas y la Berenjena asada, papada y anguila con arroz inflado, que supone un verdadero homenaje a los sabores de la gastronomía japonesa, con la inclusión de ingredientes como el vinagre de arroz o la salsa teriyaki con la que se glasea la papada.

Para finalizar, también en el apartado de postres hay dos nuevas propuestas, Pasión, untuoso de limón, canela y chocolate blanco y un clásico de su trayectoria que Paco Morales ha querido recuperar hoy para Al Trapo, las Fresas con nata, pimienta y vinagre.

Tras más de dos años desde la apertura de Al Trapo, su apuesta por acercar la alta gastronomía a un público más amplio y de una forma más fresca y desenfadada, sigue plenamente vigente. Elaborada con todo el rigor técnico de la alta cocina pero lejos de las rígidas fórmulas de este tipo de restaurantes, la propuesta de Al Trapo permite disfrutar de la alta gastronomía a precios razonables. Todos los platos del restaurante han sido diseñados por el chef cordobés y son ejecutados por un consolidado equipo de cocina.

© AlTrapo. Pasión, untuoso de limón, canela y chocolate blanco

© AlTrapo. Pasión, untuoso de limón, canela y chocolate blanco

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies